Coloración 100% natural para el cabello exclusivamente a base de plantas. Henna, Indigo, Amla, Cassia y otras plantas Ayurveda para el cuidado del cabello. Nuestros productos son totalmente naturales, libres de adulterantes y sustancias artificiales y 100% Veganos.

Nuestra receta para Cabellos Castaños. El Hendigo.


El rojo intenso de la henna no es del gusto de todos, por suerte el Indigo nos ayuda a conseguir una amplia variedad de castaños. Mezclando la Henna con el Indigo podemos conseguir tonos que van desde el castaño claro, pasando por el marrón rojizo, hasta el negro. Nos referimos al Hendigo.


El Hendigo consiste en añadir diferentes cantidades de Indigo a la Henna para conseguir que el Indigo "agarre" (ya que por sí sólo tiene muy bajo poder de pigmentación) modificando el color final del rojo al marrón.


Nuestra Henna e Indigo listos para aplicar
Existen dos maneras de hacer Hendigo. Hoy os explicamos el primer método.
Empezaremos con el cabello recién lavado (húmedo nos resultará más sencillo).

Necesitaremos: 

- Guantes. Muy, pero que muy importante: nuestra henna es muy potente ¡tendréis las manos rojas durante semanas!.
- Vaselina o similar. Nos cubriremos las orejas, cuello y cerco de la cara (el límite con el pelo) para evitar mancharnos, ya que la Henna no puede teñir sobre la vaselina.
- Agua. Si es destilada o filtrada mejor, ya que los minerales pueden alterar el color.
- El zumo de un limón, que pasaremos por un colador para eliminar la pulpa.
- Dextrosa o harina de arroz (opcional). Funciona como espesante, para evitar que nos caigan gotitas de henna.
- Aceite esencial, 3 a 5 gotitas (opcional). Los aceites esenciales funcionan como "terps" que aceleran, oscurecen el tinte de la henna y ayudan a que agarre mejor. Hemos elegido lavanda porque nos ayuda a controlar la grasa del pelo, pero no es esencial ya que el limón actúa como terp.
- Media cucharadita de café de sal, para el Indigo, nos ayudará a que el Indigo agarre mejor.
- Dos recipientes, en este caso hemos utilizado uno metálico para la henna (totalmente seguro porque nuestra Henna no contiene adulterantes) y otro más pequeño de plástico para el Indigo.
- Rollo de plástico de cocina. Para enrollarnos la cabeza al final y que no se nos caiga la mezcla.
- Una brocha de teñir, nos ayudará a aplicar la henna en secciones.

Los pasos a seguir son:

1. Mezclar la Henna con agua, limón y aceite esencial de lavanda, removiendo bien hasta alcanzar la consistencia de un yogur. Lo cubriremos con film de plástico y lo dejaremos reposar durante 8-12 horas.
2. Pasado ese tiempo la pasta de la Henna cambiará de verde a marrón, y podremos ver que el tinte (parecido a un aceite rojizo) sube sobre la superficie. Es el momento de preparar nuestro Indigo.
3. Mezclaremos agua tibia o del tiempo con media cucharadita pequeña de sal y añadiremos el Indigo poco a poco, removiendo bien hasta alanzar una consistencia como de yogur.
4. Dejaremos reposar el Indigo unos 5-10 minutos o hasta que veamos un tono azulado sobre la superficie de la mezcla. Aprovecharemos para ponernos la vaselina en el contorno de la cara, cuello, etc. y comprobar que tenemos todos los utensilios necesarios.
5. Añadiremos el Indigo a la Henna, y si la mezcla es demasiado líquida también añadiremos dextrosa o similar, removiéndolo bien.
6. Aplicaremos la pasta por secciones, con ayuda de la brocha, asegurándonos de cubrir el cabello por completo. Nos cogeremos el pelo arriba, haciéndolo un rollo o con una goma del pelo.
7. Utilizaremos el rollo de plástico de cocina para hacernos un "turbante", que nos ayudará a retener el calor necesario para que el Hendigo actúe y a evitar que se seque (la henna seca no coge) Además nos ayudará a que no se nos caigan restos de la mezcla. Podemos ponernos un pañuelo encima.
8. Dejaremos la mezcla en el cabello entre 1 a 6 horas, dependiendo cómo de oscuro queramos el cabello (cuanto más tiempo, más oscuro el resultado). Pasado ese tiempo nos lavaremos la cabeza con agua tibia (nada de champú) nos ayudaremos de un suavizante o masacarilla para eliminar los restos.
9. Un enguague con una mezcla de agua y vinagre de manzana nos ayudará a sellar el color (opcional). Durante los dos próximos días es recomendable no lavar el cabello, ya que el Hendigo se estará oxidando aún.

Las proporciones de Henna / Indigo recomendadas son:
 - Para cabello castaño rojizo: 2 partes Henna 1 parte Indigo
 - Para cabello castaño oscuro: 1 parte Henna 1 parte Indigo
 - Para cabello negro: 1 parte Henna 2 partes Indigo

Recomendamos preparar bien el área donde nos vamos a teñir, ya que pequeñas gotas de Henna podrían caer en ropa, objetos, etc. y hacer siempre una prueba con un mechón de pelo antes de teñir todo el cabello, para decidir mejor las cantidades que utilizaremos y tiempo de exposición. 

QUEDA PROHIBIDA LA DIFUSION TOTAL O PARCIAL DE ESTE ARTICULO SIN AUTORIZACIÓN PREVIA.

2 comentarios:

  1. Dos preguntas:
    1- ¿Se aplica el indigo encima de la henna sin aclarar esta con agua antes y secar el cabello?

    2- ¿el pelo queda limpio si no se lava con champú? ¿si se lava se corta la oxigenación y ya no se oscurecerá mas? o ¿si oxigena es que si no se lava se aclarara?
    gracias

    ResponderEliminar
  2. Para un resultado más oscuro, aplicamos el índigo en dos pasos: lavar cabello con champú, secar con toalla, aplicar henna, enjuagar con agua y entonces, aplicar índigo.

    Recomendamos lavar con champú siempre antes de la henna y no después, para que termine de oxidarse el color (de 24 o 48 horas). Sin embargo, hay personas que se lavan con champú justo después del tratamiento de henna/índigo y quedan contentas con el color, en este caso se oscurecerá menos.

    Saludos :-)

    ResponderEliminar